El estrés nos hace comer peor y nos vuelve más sedentarios

Como hemos visto, el estrés laboral puede tener diversas consecuencias sobre nuestra salud, y una de ellas es la de modificar nuestros hábitos alimenticios y volvernos más sedentarios, como ha desvelado un estudio norteamericano.

El estudio, realizado en la Universidad de Washington, tenía por objeto comprobar la relación entre el nivel de estrés, el modo en que ingerimos los alimentos y la vida sedentaria . Para ello se siguió a un grupo de 621 personas durante un periodo de dos años (2005-2007), a las que controlaron de modo regular y realizaron encuestas en las que se les preguntaba sobre sus niveles de estrés percibido, así como sobre sus hábitos alimenticios y deportivos, entre otros aspectos.

Respecto a los síntomas detectados, los resultados del estudio revelaron que aquellas personas que percibían niveles de estrés mayores prestaban menos atención a lo que comían y aumentaban el consumo de "comida rápida" y refrescos, disminuyendo el consumo de frutas y verduras. Además, según señala el estudio, estas personas comían en un mayor número de ocasiones mientras realizaban otras actividades, como trabajar con el computador, conducir, leer o ver la televisión. Por otra parte el estudió también encontró una relación directa entre mayores niveles de estrés y aumento del sedentarismo, reduciéndose la cantidad de actividad deportiva semanal conforme aumentaban los niveles de estrés.

Como señalan los autores del estudio, el estrés, y las alteraciones conductuales que éste provoca, podrían suponer un mayor riesgo de obesidad, patología directamente relacionada con diabetes tipo II, infartos de miocardio e incluso algunos tipos de cáncer (como el de riñón o el de esófago).

Una dieta pobre en frutas y verduras, combinada con la ausencia de ejercicio físico puede ser una auténtica bomba de relojería para nuestro organismo y tener graves consecuencias para nuestra salud, por lo que recomendamos intentar mantener una dieta equilibrada y practicar deporte de manera regular, siempre adaptando el tipo e intensidad del ejercicio a nuestras condiciones físicas. Si lo desea, puede aprender más sobre el manejo del estrés laboral aquí, donde le daremos algunos consejos para reducir sus niveles de estrés y mejorar su salud.

(Fuente: Europa Press)

Volver a Ciencia y Estrés.

Volver a inicio.

Volver arriba.