El deporte puede reducir el impacto negativo del estrés laboral

Según un estudio publicado en la revista Journal of Applied Psychology, realizado por investigadores de la Universidad de Tel Aviv (Israel), el deporte juega un importante papel a la hora de combatir el estrés laboral.

Originalmente, el objeto de estudio era el de analizar la relación existente entre un tipo de estrés laboral (el Síndrome de Burnout) y la depresión, y si bien dicha relación quedó demostrada, los investigadores quedaron sorprendidos al añadir una tercera variable a dicho estudio: el deporte.

En la investigación participaron 1632 empleados de diferentes ámbitos laborales y profesiones, a los que se realizó un minucioso estudio físico y psicológico. Uno de las variables incluidas en la investigación fue la de la intensidad, tipología y frecuencia de las prácticas deportivas de los participantes.

Para sorpresa de los investigadores, se encontró que en aquellos trabajadores que realizaban 4 horas o más de ejercicio físico a la semana, los síntomas de estrés laboral eran prácticamente inexistentes y que en aquellos que realizaban 2´5 horas semanales, los niveles de estrés se reducían considerablemente.

Las conclusiones del estudio nos revelan que la actividad física no sólo es importante para combatir la obesidad y la depresión, sino que también nos ayudan a combatir el estrés laboral y a mejorar nuestro rendimiento tanto en el trabajo como fuera de él. El deporte tiene un doble impacto positivo sobre el estrés gracias a la liberación de endorfinas que produce en nuestro organismo y a que nos ayuda a “desconectar” de nuestra rutina y de los problemas asociados al ámbito laboral, haciendo descansar a nuestra mente del incesante ir y venir de pensamientos (de modo similar al de algunas técnicas de relajación, como la meditación).

No obstante, a pesar de todos los beneficios que puede reportarnos el deporte, es importante adaptar el tipo y la intensidad del mismo a nuestras condiciones físicas, pidiendo siempre consejo a un profesional y comenzando de manera suave y gradual para evitar lesiones.

(Fuente: eluniversal)

Volver a Ciencia y Estrés.

Volver a inicio.

Volver arriba.